7 lecciones que puedes aprender de un proceso de internacionalización

Según datos de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), son 150.000 las pymes españolas que actualmente exportan sus productos y servicios al extranjero. Un dato que supone casi el doble de las que lo hacían hace 15 años. De ellas, las 100 primeras suponen casi el 40% de las exportaciones y dos tercios de esas ventas en el exterior tienen como destino un país de la Unión Europea.

Y es que, aunque la distancia pueda ser una dificultad, estos datos muestran que hay muchas oportunidades, y que quedan muchos países donde poder exportar. Principalmente a los países emergentes, como pueden ser los del continente africano.

Pero todo buen empresario sabe que, aun suponiendo una gran oportunidad, la internacionalización no está exenta de riesgos. Además de ser un proceso a largo plazo y en el que, de cometer errores, se puede llegar a perder dinero. Por lo que un asesoramiento adecuado y acometerlo cuando la situación de la empresa es buena son dos puntos clave a tener en cuenta.

Pero, ¿qué mejor que fijarnos en una empresa referente para aprender de sus estrategias de éxito y de los errores a evitar en nuestro proceso de internacionalización?

Un claro ejemplo puede ser Ticketbis, fundada en 2009 por Jon Uriarte, CEO, y Unai Carmona, director financiero, cuando, después de varias ideas, se dieron cuenta de que había una gran oportunidad en la venta de tickets de espectáculos entre particulares. Su primer paso fue abrir en Portugal, un país pequeño en el que “aprender”. Para luego aplicar lo aprendido en países más grandes como México, Brasil o Italia.

Estudia bien estas lecciones básicas

  • Adapta tu estrategia de marketing a lo que mejor le vaya a tu tipo de negocio. Por ejemplo, para Ticketbis, Google es muy importante (tanto en SEM como en SEO).
  • Si tienes tienda online, adapta tu producto 100%. No solo el idioma, sino también los contenidos, las imágenes, medios de pago, etc. para que todo sea local.
  • No olvides los medios de pago. PayPal no es aceptado en todo el mundo, por lo que ten en cuenta los medios locales para que el usuario se sienta más cómodo.
  • Investiga sobre cuál es el mejor canal de venta. Por ejemplo, en Japón, cerca del 80% de las compras viene por móvil o tableta.
  • Mucho cuidado con las cuestiones legales como registrar la marca. Porque ir a juicio puede ser mucho más costoso.
  • En cuanto a la logística, recuerda que los grandes nombres de mensajería operan en algunos países, pero en otros no. Por lo que los proveedores locales vuelven a tomar protagonismo.
  • Alianzas y acuerdos. Muy importantes, pero se cuidadoso con ellos porque lo que puede ser una gran firma, puede acabar convirtiéndose en un lastre.

Si quieres conocer más lecciones y aprendizajes para iniciar tu aventura internacional, descarga ya nuestro e-book gratuito en este enlace Cómo dar el salto internacional con éxito.

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!