Argentina se enfrenta a importantes restricciones

Tras las elecciones primarias celebradas en agosto, Argentina ha sufrido una importante devaluación de su moneda, el peso, y una caída significativa de divisas. Ante esta situación, la administración del país ha impuesto controles parciales de divisas. Desde que se impusieron estas restricciones, el peso ha mejorado notablemente su situación, estabilizándose en torno a 56 por dólar. En periodos anteriores había llegado a situarse a 60, o a 45 antes de las elecciones primarias.

Crédito y Caución ha valorado el impacto de esta situación en el comercio de las empresas del país, señalando que estas medidas afectan de forma más significativa a los exportadores argentinos, que se ven obligados a repatriar sus ingresos en moneda extranjera durante los cinco días siguientes al cobro o 180 días posteriores al envío. A pesar de ello, la aseguradora de crédito líder en España asegura que, actualmente, “no existen restricciones para la compra de divisa extranjera con el fin de facilitar el comercio o para pagar la deuda a su vencimiento”.

Sin embargo, es importante destacar que esta misma información subraya el elevado riesgo de transferencia, que impide a un deudor que cuenta con fondos convertir su moneda local en divisas para efectuar los pagos. Según Crédito y Caución, de momento las restricciones no afectan a la capacidad de las empresas para acceder a las divisas con fines comerciales. A pesar de ello, el colapso del peso impulsa el incremento de los niveles de inflación, posponiendo la recuperación económica. Debido a la complicidad del entorno económico y a la gran incertidumbre política en el período anterior a las elecciones generales del 27 de octubre, el riesgo de transferencia sigue siendo alto.

 

Crédito y Caución.

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!