China es el primer socio comercial de España en Asia.

China, principal socio comercial de España en Asia

Cuando se cumplen 45 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y España, China se ha convertido en el principal socio comercial y económico de España en Asia. También es el primer destino de la exportación española en el continente asiático, según el boletín de marzo de Información Comercial Española del Ministerio de Economía.

Así, en 2017, España exportó por valor de 6.257 millones de euros, con un aumento del 24,4%, con respecto al año anterior. Casi 15.000 empresas españolas exportan a China y unas 600 más están implantadas en este país, en sectores como energía, automoción, servicios financieros, tecnología industrial, agroalimentario y bienes de consumo.

La relación estrecha entre los dos países no solo se muestra en la balanza comercial, sino también en la inversión de China a España. Con el desarrollo de la economía china, los grandes inversores chinos están buscando por toda España adquisiciones de alto valor estratégico. Las adquisiciones realizadas hasta 2018, que suman 4.650 millones, ya aportan a los inversores chinos alrededor de 2.050 millones anuales de ingresos.

La agencia Royal Comunicación ha identificado, además de la inversión, otros sectores muy destacados en los intercambios económicos chino-españoles: el turismo, la gastronomía y la tecnología.

España recibió a unos 718.000 turistas chinos en 2017, según datos que hizo públicos la Asociación de Turismo España-China (ATEC) en el marco de Fitur.  Los turistas de Hong-Kong gastan en España una media de 1.059 euros por persona, y los de China mandarina, 894 euros por persona.

En cuanto a la gastronomía, China es ya el quinto mayor cliente de los vinos españoles en el mundo. España exportó a China en 2017 un total de 153,7 millones de litros por un valor total de 190 millones de euros con un gran crecimiento el pasado año del 25,6% en valor y del 48,3% en volumen. En China ahora hay 35 millones de consumidores de vino y la expectativa es que se tripliquen en los próximos años.

También en tecnología, cada vez más marcas chinas quieren entrar  en España. Por ejemplo, Huawei cuenta ya con más de 200 socios en España y más de 1.200 empleados locales.

Fomento de las relaciones comerciales

Para los negocios entre España y China, las políticas también son favorables. Por parte de China, la iniciativa de la nueva Ruta de la Seda representa una oportunidad para que España pueda lograr una globalización más plena y de mejor calidad. La iniciativa fue planteada por China en 2013 y cubre los países que históricamente han pasado la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda Marítima. Una parte de esta iniciativa es el tren Yiwu-Madrid que recorre ocho países: China, Kazajistán, Rusia, Bielorrusia, Polonia, Alemania, Francia y España. El convoy es más económico que el avión y más rápido que el barco.

Y por parte de España, este año el Banco de España ha incluido el yuan en la cesta de monedas de reserva, siguiendo a países como Alemania y Bélgica, un paso que fortalecerá las relaciones y los intercambios comerciales entre España y China.

 

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!