brújula

El crecimiento de Emiratos en 2021 abre oportunidades a la exportación

La economía de Emiratos Árabes Unidos se está recuperando después de una importante contracción del PIB del 7% en 2020. Gracias a la rápida distribución de la vacuna contra la COVID, la demanda interna se beneficia de una política fiscal expansiva. Así mismo, los beneficios de las exportaciones están al alza ya que el precio mundial del petróleo alcanzó números positivos y se eliminaron los recortes de la producción de petróleo impuestos por la OPEP+. Crédito y Caución estima que el PIB de los Emiratos Árabes Unidos aumente en torno al 1% o 3% en 2021, según avance el ritmo de vacunación del coronavirus.

Emiratos es un país que ha conseguido diversificar su economía. Hoy en día, los sectores no petroleros representan el 74% del PIB. Además, es uno de los países elegidos de Oriente Medio y Norte de África por los inversores extranjeros. Cabe destacar que sus reexportaciones representan cerca del 50% del total de sus exportaciones. Emiratos cuenta con excelentes infraestructuras que hacen que las industrias no petroleras sigan cogiendo ritmo, como el turismo, energías renovables y la tecnología financiera. Desde hace dos años sigue aumentado la demanda de alta tecnología, así como la demanda de importación de productos farmacéuticos, equipo de telecomunicaciones, maquinaria eléctrica y alimentos.

Pese a que Emiratos sigue recuperándose, los resultados empresariales no son del todo positivos y el riesgo crediticio de varios sectores sigue siendo elevado, sobre todo en Dubái. Sectores como la construcción, los servicios y la industria manufacturera todavía siguen en fase de recuperación, aunque la actividad empresarias en el sector privado no petrolero sigue su expansión. Otros sectores como la construcción o el sector inmobiliario todavía siguen luchando contra el exceso de capacidad y hay dudas acerca de recuperación. El turismo sigue su recuperación, pero tardará en llegar a niveles antes de la pandemia. Se trata de un sector muy importante para el país, ya que representa el 16% del PIB.

Según avance el ritmo de vacunación a nivel mundial y el acceso a poder viajar hará que muchos visitantes puedan acudir a la Exposición Universal de Dubái que podría contribuir a reactivar el sector.

Emiratos tiene varios retos por delante como por ejemplo atajar la morosidad bancaria, que ha aumentado entre empresas y consumidores; y la calidad de los activos, que podría debilitarse todavía más debido al fin de los aplazamientos a la devolución de préstamos y la elevada exposición al inmobiliario.

Los ingresos públicos del país dependen un 50% de los ingresos por hidrocarburos, con un precio de equilibrio fiscal de 70 dólares por barril. A pesar de la diversificación de la economía, la compañía petrolera estatal sigue invirtiendo en la industria de los hidrocarburos para aumentar la producción de petróleo de cuatro a cinco millones de barriles al día.

La deuda pública aumentó del 61% al 78% del PIB, pero el riesgo de sostenibilidad de la deuda es controlable. Los fondos soberanos, estimados en el 290% del PIB nominal, suponen un gran colchón financiero que permitirá una reactivación progresiva de la consolidación fiscal en los próximos años, devolviendo la deuda pública a niveles antes de la crisis.

 

 

Crédito y Caución

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!