La Comisión Europea anima a otros mercados online a seguir el ejemplo.

El e-commerce se compromete contra los productos peligrosos

La Comisión Europea ha firmado un compromiso con las grandes empresas de e-commerce AliExpress (Alibaba), Amazon, eBay y Rakuten-Francia para acelerar la retirada de productos peligrosos vendidos en sus mercados online.

Los cuatro gigantes del e-commerce mundial se han comprometido a responder a las notificaciones sobre productos peligrosos emitidas por las autoridades de los Estados miembros de la Unión Europea en un plazo de dos días hábiles y a reaccionar a los avisos de los clientes en un plazo de cinco días hábiles.

A este respecto, Vĕra Jourová, comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género de la UE, ha declarado que “cada vez más gente compra en línea en la UE. El comercio electrónico ha abierto nuevas posibilidades para los consumidores, ofreciéndoles un mayor surtido de productos a precios más bajos. Los consumidores deben estar exactamente igual de seguros cuando compran en línea que cuando lo hacen en tiendas. Me congratulo del compromiso de seguridad de los productos, que mejorará aún más la seguridad de los consumidores. Insto también a otros mercados en línea a participar en esta iniciativa, de modo que internet sea un lugar más seguro para los consumidores de la UE”.

Según datos de Eurostat, las ventas online representaron el 20 % de las ventas totales en 2016 en la UE. Cada vez más productos peligrosos notificados en el sistema de alerta rápida se venden en línea. La Directiva sobre comercio electrónico de la UE introduce procedimientos de detección y retirada de contenidos problemáticos en línea, pero no se trata de una regulación detallada.

Los compromisos de los cuatro mercados

Para garantizar una correcta protección de los consumidores de la UE, Alibaba Group (AliExpress), Amazon, eBay y Rakuten-France han acordado responder en el plazo de dos días hábiles a los avisos de las autoridades comunicados a los puntos de contacto de las empresas para que eliminen los catálogos que ofrezcan productos no seguros. Las cuatro compañías harán un seguimiento de las medidas adoptadas e informarán de ello a las autoridades. Además, facilitarán a los clientes un procedimiento claro para que puedan notificar los catálogos de productos peligrosos. Estos avisos se tratan con celeridad y se da una respuesta adecuada en un plazo de cinco días hábiles.

Asimismo, consultarán la información sobre productos peligrosos o recuperados que figura en el sistema de alerta rápida de la UE en el caso de los productos no alimentarios, además de otras fuentes, como la policía. También facilitarán puntos de contacto únicos a las autoridades de los Estados miembros para las notificaciones sobre productos peligrosos y la comunicación en materia de problemas de seguridad de los productos. Adoptar medidas para impedir la reaparición de los catálogos de productos peligrosos ya retirados es otra de sus compromisos.

Por último, los cuatro grandes del e-commerce ofrecerán información o formación a los vendedores sobre la observancia de la legislación de la UE sobre la seguridad de los productos, exigir a los vendedores que cumplan la ley y facilitarles el enlace a la lista de la legislación de la UE en la materia.

Las grandes compañías de e-commerce y la Comisión Europea evaluarán los progresos registrados en los compromisos cada seis meses y publicarán el informe correspondiente.

La Comisión Europea anima a otros mercados en línea a seguir el buen ejemplo de estas cuatro empresas que han tomado la iniciativa hoy, y a sumarse y contribuir a la mejora de la seguridad de los productos en línea para los consumidores de la UE.

Directiva sobre comercio electrónico

La Directiva europea sobre el comercio electrónico establece, en su artículo 14, que los catálogos de productos peligrosos deben retirarse de forma rápida y eficaz, pero no precisa los plazos.

En su Comunicación de septiembre de 2017 sobre la lucha contra los contenidos ilegales en línea, la Comisión Europea decidió controlar el progreso en la lucha contra los contenidos ilegales online y evaluar la necesidad de más medidas. A raíz de ello, la Comisión adoptó en marzo de 2018 una Recomendación sobre un conjunto de medidas operativas que deben adoptar las empresas y los Estados miembros para intensificar aún más esta labor antes de determinar la necesidad de proponer medidas legislativas. Estas recomendaciones atañen a todas las formas de contenidos ilícitos, desde los contenidos terroristas hasta la incitación al odio y la violencia, el material relacionado con los abusos sexuales a menores, los productos no seguros o la vulneración de los derechos de autor.

El sistema de alerta rápida de la Unión Europea permite el intercambio rápido de información entre 31 países europeos y la Comisión Europea sobre los productos peligrosos no alimentarios que suponen un riesgo para la salud y la seguridad de los consumidores.

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!