El potencial de PSD2 y los pagos instantáneos

Los usuarios de todo el mundo están encantados con las soluciones de pago de los últimos tiempos, el pago con tarjeta y con los wallets de los dispositivos son cada vez más utilizados. Esto plantea una serie de retos para los tesoreros de las empresas, que tienen que lidiar con diferentes tensiones, como las tarifas, los tiempos de procesamiento y la reconciliación de los pagos. Sin embargo la Directiva Europea de Servicios de Pago (PSD2) puede cerrar esta brecha.

Una de las características de la PSD2 es la banca abierta, que da lugar a otro tipo de solución de pago para los usuarios y los comercios. Basándose tanto en los pagos instantáneos como en la disposición de PSD2 para que terceros con licencia accedan y mantengan cuentas en otros bancos, este enfoque de banca abierta para solicitar pagos significa que los comerciantes pueden habilitar a un proveedor de servicios de pagos para realizar y recibir pagos de manera instantánea directamente entre sus cuentas y las de sus clientes.

 

Más barato y más eficiente

Para las empresas de comercio, y más electrónico e internacional, esto abre muchas posibilidades. Un gran comercio electrónico puede llegar a aceptar millones de pagos con tarjeta y billetera electrónica cada año. Dependiendo del proveedor de estos servicios de pago, a la compañía paga tasas de entre 1% y 3.5%, además de tener que lidiar con el proceso de consolidación de los pagos, posibles fraudes u otro tipo de anomalías. Actualmente muchos de los pagos que se realizan online son por un importe bajo y la eficiencia en el proceso es clave para la disminución de los gastos.

Para muchas empresas, una solución de solicitud de pago basada en la banca abierta podría resultar oportuna y rentable. Al incurrir solo en una pequeña tarifa plana por transacción, pueden ayudar a disminuir los costos al reemplazar las tarifas de adquisición de tarjetas intermediarias basadas en comisiones y garantizar que los fondos se reciban al instante, al tiempo que eliminan a las empresas de largos períodos de procesamiento y el riesgo asociado de impago.

Los beneficios para las empresas son claros pero para acceder a ellos también tienen que convencer a los usuarios finales para que elijan esta forma de pago. Fomentar la adopción de esta solicitud de pago por parte del cliente puede implicar la creación de incentivos creativos, como esquemas de bonificación, pero el valor de hacerlo es indudable.

Las incursiones iniciales en la solución ya están en marcha, prometiendo beneficios significativos y ahorros de costos considerables. A medida que más empresas adoptan la solución y superan las barreras, la llegada de la solicitud de pago parece ser un hito en los avances impulsados ​​por PSD2, y un ejemplo de interacción creativa entre la regulación y la innovación.

 

Más información sobre soluciones de Cash Management (en inglés).

 

Deutsche Bank

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!