¿Es momento de volver a las ferias presenciales?

 

Tras las restricciones derivadas de la pandemia comienzan las ferias empresariales y España destaca como anfitrión de algunas de las más importantes.

Las ferias empresariales son el escenario perfecto para que las empresas den a conocer sus carteras de productos, contacten con potenciales clientes y proveedores, conozcan su competencia, y en definitiva, tengan una visión completa del sector en el que operan. Sin embargo, y como tantas cosas, las ferias presenciales se vieron suspendidas por la pandemia de la COVID19. Al igual que otros eventos, las ferias internacionales están regresando a medida que avanza la vacunación y se levantan las restricciones, manteniendo siempre las más estrictas normas de seguridad.

Aunque la evolución al mundo digital ha tenido un evidente auge, no todo es virtual, y de manera paulatina comienza a recuperarse la relación personal cara a cara, dónde se perciben elementos claves para la negociación y los acuerdos comerciales. Por el momento, la mayoría de las ferias están usando la fórmula híbrida y está funcionando bastante bien.

Las restricciones a la movilidad permanecen en muchos países, pero para ir a ferias internacionales no siempre es necesario viajar. España es un país que acoge ferias de gran importancia a nivel internacional como Fitur, Barcelona Mobile World Congress o IMEX.

Con el fin de sacar el máximo provecho a estas ferias, la tarea de las empresas antes de acudir a las mismas, es la de la preparación plena con el objetivo de maximizar la visibilidad, promoción y comunicación con sus grupos de interés. Conviene evaluar qué otros participantes asistirán, reservar citas con antelación, saber si la persona que nos interesa visitar estará físicamente o de forma virtual, qué productos nos interesa destacar, etc. Siento también muy relevante el cálculo de la inversión a realizar, para ello las empresas pueden apoyarse en asociaciones sectoriales y en el ICEX, que posee un presupuesto específico para ello.

Además, en estos momentos, conviene siempre tener un amplio margen de flexibilidad y un posible plan de contingencia. La idea original puede cambiar en cualquier momento, según sea la evolución de la pandemia, o porque nosotros mismos nos veamos con restricciones de movilidad.

La buena noticia es que los formatos híbridos están obteniendo un buen resultado, tanto para los asistentes, como para los organizadores. Por ejemplo, la edición híbrida de FITUR 2021, celebrada entre cerró con 40.000 visitantes digitales, 62.000 asistentes presenciales y supuso para la capital un impacto económico  de 100M €. Otro claro ejemplo de ello es IMEX-Madrid, Semana de la Internacionalización 2021, aquí se constató la recuperación del sector exterior. Este programa mixto, con la presencia de 25 empresas y representantes de cámaras de comercio, consultoras y embajadas presentes en España, se celebró en un momento en el que la Comunidad de Madrid ha registrado un incremento del 8,2 % de las exportaciones de bienes con respecto al mismo período del año anterior.

Si seguimos todas las recomendaciones, consideramos que es un buen momento para empezar a volver a las ferias empresariales e ir retomando, poco a poco, la actividad normal de nuestras empresas. Y en caso de que no se pueda ir presencialmente, todavía se mantiene la posibilidad de hacerlo online, pudiendo tener, lo mejor de ambos mundos.

 

 

Deutsche Bank

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!