Las Exportaciones Españolas y su Previsible Evolución

Existe una ligera inquietud sobre el posible desenvolvimiento de las exportaciones españolas en un futuro cercano.  ¿Habrán agotado sus posibilidades de crecimiento? Así “La balanza por cuenta vuelve a entrar en déficit en enero, con un saldo negativo de 3.600 millones” (http://www.expansion.com/2014/03/31/economia/1396257447.html).

El debate se enmarca dentro de una cierta incredulidad sobre la solidez del comportamiento exportador español en los últimos diez… veinte años. ¿Cómo explicar que España, de todos los países avanzados del mundo (incluso Alemania), sea el que mejor ha mantenido su cuota de comercio mundial, mientras por otra parte se venía aduciendo una creciente falta de competitividad de la economía española?: “The Spanish paradox”, en acertada descripción acuñada en el servicio de estudios del BBVA   (http://www.voxeu.org/article/export-shares-price-competitiveness-and-spanish-paradox)

Sin ninguna justificación económica plausible de este “milagro exportador” es difícil orientarse y vislumbrar como puede ser el futuro. Es realmente sorprendente el comprobar que las exportaciones españolas (salvo en los años 2001-2002 y 2009 años de crisis del comercio mundial) llevan creciendo sostenidamente a ritmos adecuados (digamos 4-6% anual) pese a una configuración de la economía española y mundial muy desfavorable: fuerte apreciación del euro (par euro/dólar desde 0,85 en 2002 a 1,38 actualmente) que influye muy negativamente a las exportaciones españolas tanto fuera como dentro de la zona euro; subidas de salarios y precios superiores a los países de nuestro entorno, con empeoramiento del tipo de cambio real; actividad deprimida en buena parte de nuestros mejores mercados cercanos (prácticamente toda Europa, antes y después de la crisis de 2008-2009) y –durante el período 2002-2007- un cierto desinterés de una parte del empresariado español que tenía mejores cosas que hacer (apilar ladrillos). Pese a todo lo anterior el desempeño exportador antes y después de la crisis ha sido excelente, más aún si lo comparamos con países de nuestro entorno.

Quizás, de todas formas, convenga moderar el lenguaje y olvidarnos de “milagros” o similares adjetivos. Ritmos de crecimiento del 4-6% anual distan mucho de ser milagrosos, y no mucho ha cambiado después de la crisis respecto a lo que el sector exportador ya venía haciendo antes de ella. Por ejemplo, la supuesta devaluación interna, argumento típicamente económico que se aduce para justificar el crecimiento de las exportaciones de estos últimos dos años, no explica prácticamente nada de la reciente experiencia: los precios de exportación apenas se han reducido, incluso en este año último de fuerte apreciación del euro 7-8%. Y tampoco las exportaciones de estos últimos años han crecido más que en otros períodos cercanos.

Todo lo anterior nos conduce a reconsiderar nuestras ideas sobre gran parte de la economía española. El buen impulso exportador hay que rastrearlo dentro de la evolución y la capacidad estratégica de un buen número de empresas (unas 4.000, responsables de un 90% de las exportaciones españolas).

El sector exportador español es mucho más profesional y competente de lo que se le concede.  Pese a que la mayoría de empresas no son muy grandes su capacitación profesional –a igualdad de tamaño- es similar o superior a empresas de otros países europeos avanzados (porcentaje de titulados universitarios); están bien formadas en aspectos técnicos de comercio internacional (este es un aspecto en lo que la formación en España se compara favorablemente con el resto de Europa) y cuentan ya con experimentado gerentes internacionales. Y están aumentando el tamaño de sus departamentos de internacionalización, lo que les está permitiendo incursionar en nuevos mercados e ir creciendo. Esto ya se nota en las estadísticas de exportaciones españolas. Y otra característica, creemos muy positiva, del sector exportador español es que es muy diverso.

En The Observatory of Economic Complexity aparece el siguiente gráfico de las exportaciones españolas por productos en 2011.

Debemos agradecer al The Observatory of Economic Complexity del MIT su nueva contribución y su generosidad al poner a nuestra disposición una ingente cantidad de datos sobre los diversos países del mundo. Nos podemos entretener (entre otras muchas cosas del site) obteniendo gráficos similares de distintos países y observar que –al menos de una manera visual-  las exportaciones españolas están quizás entre las más diversas de todos los países. Es un descubrimiento curioso (otros estudios ya indicaban esto) que apunta a la diversidad y fuerte especialización a título individual del empresariado español. España exporta de casi todo de una manera bastante equilibrada. No se puede hablar con propiedad de sectores específicos -considerados de una manera amplia- como de sectores de especialización de la economía española.

Este pequeño análisis nos sirve para pronosticar un poco la evolución futura de las exportaciones españolas. En general, los sistemas suelen hacer lo que vienen haciendo. En el caso exportador español esto es si cabe más claro dada la consistencia de su comportamiento, y  se puede traducir en un volumen de exportaciones creciente en un futuro similar al del pasado, oscilando entre un 2-6% según el entorno internacional sea menos o más favorable (crecimiento mundial, tipos de cambio, etc.).

Estos son los ritmos de crecimiento relativamente modestos pero creemos que suficientes para garantizar un crecimiento equilibrado de la economía española en el futuro. Una vez alcanzado el equilibrio en la balanza de pagos por cuenta corriente (lo que España ha conseguido a lo largo de 2013) la ley de Thirlwall nos indica que con un crecimiento de las exportaciones del 4,5% (p.ej.) y una propensión marginal de 1,5 (aumento de las importaciones superior al PIB una vez vamos saliendo de la crisis) podemos aspirar a crecimientos del 3% del PIB sin que nuestra balanza de pagos se deteriore y ejerza de restricción al crecimiento.

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!