impulso comercial

Las insolvencias frenan el impulso comercial global

Alemania y Estados unidos se enfrentan a una reducción de su demanda externa debido una disminución del impulso del crecimiento mundial, marcado por la incertidumbre política comercial.

El último informe difundido por Crédito y Caución asegura que la incertidumbre política comercial está frenando el impulso del crecimiento mundial debido al aumento de los riesgos, por lo tanto, se plantea una perspectiva más cautelosa para el próximo año. Aunque las insolvencias en los mercados avanzados disminuirán en el entorno del 4,6% durante 2018, los analistas de la aseguradora de crédito alertan de un posible cambio de escenario.

En Estados Unidos, los riesgos a la baja están frenando cada vez más las perspectivas positivas y podrían implicar negativamente al sector corporativo. Aunque la fuerte expansión en su crecimiento está impulsando una disminución del 8% en las insolvencias durante este año, en 2019 se prevé que la caída se reduzca al 2%. El fortalecimiento del dólar estadounidense y las posibles barreras comerciales marcan una situación de incertidumbre para el sector exportador.

En la zona euro, el sólido crecimiento del PIB, el descenso del desempleo y la fuerte confianza empresarial y del consumidor marcará una caída de las insolvencias del 5% durante 2018.  Sin embargo, durante 2019, esta previsión se reduce al 1,8% debido a los riesgos bajistas como la amenaza de proteccionismo, un Brexit duro o la incertidumbre política en Italia. En Alemania, la primera economía de la región, el impulso económico frenará gradualmente durante los dos próximos años a medida que se debilite la demanda externa. Tras una caída del 4% en 2018, se prevé que las insolvencias se estanquen para el 2019. En Reino Unido, las insolvencias se incrementarán en 2018 (6%) y en 2019 (3%). El informe difundido por Crédito y Caución plantea que la salida de Reino Unido de la Unión Europea en el próximo año se realice a través de un acuerdo de transición. Si no se diera esta situación y la salida se produjera de forma dura, Reino Unido tendrá que enfrentarse probablemente a un gran número de quiebras corporativas.

Los datos en España son positivos. Aunque los niveles de insolvencia siguen muy lejos de los registrados en 2007, Crédito y Caución prevé una disminución del 3% de las insolvencias durante el 2018, mientras que para el 2019 prevé un descenso del desempleo y un crecimiento de la producción.

 

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!