Nichos globales para nuevos oficios.

Uno de los efectos más claros del paradigma económico y social en el que vivimos es la globalidad de algunos mercados que podrían ser considerados como nichos anteriormente y que, sobre todo en el sector servicios, dan lugar a nuevas oportunidades profesionales dentro de nuevas profesiones.

Hace unos días me llamó la atención un nuevo servicio que se publicitaba dentro de una newsletter de las que recibo en mi correo electrónico personal. El servicio consistía en una sesión de formación y coaching enfocada a mantener organizadas nuestras carpetas de archivos informáticos para optimizar nuestro tiempo a la hora de localizar archivos y mejorar el rendimiento de nuestros terminales electrónicos (teléfonos, tabletas, ordenadores…)

Hace años un servicio así sería inimaginable por la ausencia de un pool suficiente del que sacar clientes. Sinceramente, no sé hasta qué punto dicho servicio tendrá un largo recorrido pero no deja de ser una muestra de los nichos que se nos presentan día a día.

Las nuevas tecnologías nos dan una capilaridad mayor a la hora de cubrir esos nichos de mercado dispersos que antes no era rentable cubrir de una manera directa. ¿Cuántos clientes pequeños hay dispersos en un determinado territorio y que no atendemos personalmente?

Gracias a los desarrollos tecnológicos podemos ampliar nuestra red comercial de tal manera que podamos atender a un número mayor de clientes para convertir un pequeño nicho local en un nicho global.

Los movimientos migratorios y la multiculturalidad que se respira en muchas de las principales ciudades europeas nos permitirían tener una fuerza de ventas “in house” , alineada con nuestra cultura empresarial pero capaz de llegar muy lejos a un coste contenido gracias a estas nuevas tecnologías y al cambio cultural en el que el mundo online se ve como una alternativa más al offline sin causar los recelos que , quizá, había hace tan solo unos años.

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!