japon

Por qué exportar a Japón

Para un gran número de empresas españolas está presente la idea de exportar a Japón. Principalmente por ser un país que prospera económicamente y está en constante crecimiento. Es un mercado con mucha competencia pero que cuenta con clientes fieles, profesionales y grandes apasionados por la calidad e innovación.

Los datos para exportar a Japón contemplan el estado de la economía y las relaciones comerciales con ese país. Muestra de ello es el crecimiento de las exportaciones que se realizan desde España con destino a Japón.

Desde 2009 España ha sufrido una evolución de una manera positiva en relación al valor de exportación, exportando en el año 2017 2.446 millones € duplicando el valor alcanzado el año anterior con 1.213 millones de €. Alcanzando en 2017 el sexto puesto (dentro de la UE) como proveedor del mercado nipón.

Exportar a Japón: una propuesta a incluir en tu internacionalización

Si has sido observador respecto al consumo de los turistas japonenses en nuestro país, sabrás cuáles son sus intereses.

Algunos sectores como son los productos alimentarios, la agricultura o la vitivinicultura, son sectores por los sienten gran fascinación.  A la vez que de los productos finales como la cultura y tradición española.

Otros de los sectores que interesan a los nipones, son los materiales naturales, los textiles o el calzado de piel.

No solo esto, también es un mercado que se adapta a los cambios, innovaciones y progresos tecnológicos. Por eso su interés por las telecomunicaciones, maquinaria industrial o tecnología con aplicaciones médicas y científicas.

Este carácter innovador se traduce como una sociedad hiperconectada,  receptiva  a las estrategias digitales y hace uso del e-Commerce para las compras y comparativas de precios. Para el año 2018 se estima que el e-Commerce Nipón moverá 78.000 millones de euros.

¿Qué caracteriza al mercado japonés?

Calidad

Los nipones están dispuestos a pagar más reconociendo el valor añadido que el producto ofrece. El producto debe de marcar la diferencia y se único o exclusivo.

Seriedad y exigencia

Mostar seriedad y cumplir la palabra se presenta como punto principal en los negocios de este mercado. Además es de gran importancia cumplir con el contrato para crear lazos duraderos dentro del negocio.

Otra de los análisis que se realizan es comprobar la reputación de la empresa y el producto  en las redes para poder valorarlo para sus acuerdos.

Fidelidad 

Sobre todo, al producto europeo que tiene cierto estatus, que su calidad y diferenciación son palpables y cumple sus expectativas.

Japón y sus contrastes

Este país se representa con un país que consigue el equilibrio entre la tradición y la innovación.  Trasladando a todos los ámbitos como los negocios y el consumo.

Una de las cosas que más valoran los japoneses son la familia, la tradición y la artesanía. Siendo a su vez el que mejor acoge a las nuevas tecnologías en el uso doméstico y empresarial.

 

Puntos a tener en cuenta la hora de exportar a Japón 

  • Mercado lleno de precios competitivos a causa de los países interesados en exportar a Japón.
  • En la cultura nipona se le da gran importancia a la presentación del producto.
  • Dependiendo del sector y producto, el nivel de protección arancelaria varía. Pero en general, el arancel medio que aplican se sitúa entre los más bajos de los mercados mundiales.
  • Los productos manufacturados e industriales no tienen carga arancelaria. Aun así, el sector con mayores aranceles son los productos agrícolas, pudiendo llegar hasta un 50%.
  • Otros sectores con aranceles altos, en torno a un 24%, son aquellos de alimentación procesada o el calzado de piel. Estos son los que mejor acogida tienen entre los consumidores que buscan calidad.
  • Si estás pensando en establecer una relación comercial con Japón y tu producto se diferencia por su calidad y prestigio, obtener ciertas homologaciones voluntarias pueden ser una gran ventaja competitiva y con importante retorno en la facturación.

Para crear y diseñar tu estrategia de internacionalización, es necesario tener en cuenta lo puntos mencionados anteriormente. Japón es un buen mercado al que exportar tus productos y con el que establecer relaciones comerciales duraderas y efectivas.

Si necesitas ayuda para comenzar a exportar a Japón, DHL te ofrece un asesoramiento sobre transporte, tasas e impuestos y seguros con los que garantizar tu actividad comercial internacional.

Además de ocuparse de todas las gestiones relacionadas con el despacho aduanero y  la documentación que debe acompañar a las mercancías.

En mercados internacionales, como en Japón, el proveedor de transporte puede ser crucial para cuidar la imagen de la marca y asegurar que el producto llega en perfectas condiciones.

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!