¿Quieres impulsar tu negocio a nivel internacional? Te damos cinco principios básicos para alcanzar el éxito. ¿Nos acompañas?

Impulsar un negocio a su internacionalización, tiene su ‘qué’. Los CIOs de las empresas, que tienen esta visión, han de estar muy bien preparados para afrontar este reto y desde Sage queremos aportarte algunas recomendaciones para guiarte hacia donde es necesario enfocarse para alcanzar el éxito.

Para ello, una de las primeras cosas que es necesario cambiar es la tradicional ocupación operativa del CIO a que se dirijan a posiciones mucho más estratégicas, con capacidad de identificar objetivos generales de largo plazo, así como para encontrar los recursos necesarios para ello; generando, así, un crecimiento global, amplio y sostenible.

  • Primera mejora: Desarrolla e implanta nuevas tecnologías.
  • Segunda mejora: Trata los datos como un activo estratégico.
  • Tercera mejora: Piensa en el cliente.
  • Cuarta mejora: Toma un enfoque de colaboración.
  • Quinta mejora: ¡Automatiza!
¡Vamos a por ello!
  1. Nuevas tecnologías:

La centralización de la tecnología en el mundo moderno es un hecho muy claro; afecta a todos los aspectos de un negocio, desde las finanzas a la experiencia del cliente. Las empresas, que buscan un crecimiento internacional, necesitan contar con herramientas estratégicas para llegar a los niveles de crecimiento que esperan alcanzar. Sin disponer de la infraestructura de IT adecuada, se hace difícil que una empresa funcione, resultando una ineficiencia generalizada, una falta de transparencia y la aparición de silos de información.

Ahora bien, ¿qué quiere decir que la tecnología ha de ser mucho más estratégica?,

Según Stuart Lynn, CIO de Sage Reino Unido e Irlanda: “Cuando hablamos de tecnologías estratégicas estamos hablando de la nube, business intelligence y análisis, a menudo parte de un sistema de gestión empresarial (ERP). Estos son el tipo de cosas que llevarán a un CIO al siguiente nivel mediante la creación de un crecimiento sostenible y la protección futura de un negocio. Por ejemplo, mejorando el business intelligence es posible conocer la visión de los clientes, identificar las áreas de mejora de los procesos, hacer proyecciones y acelerar el proceso de toma de decisiones”.

Los sistemas de gestión empresarial ayudan a las empresas a gestionar estructuras organizativas complejas, ejecutar todas las actividades a través de un único sistema para facilitar la eficiencia y la colaboración, mejorar el análisis de datos, aumentar la satisfacción del cliente y garantizar un rápido retorno de la inversión y unos costes operativos totalmente controlados

 

  1. … Y los datos, ¿qué?:

Los datos de una empresa son uno de sus activos más preciado. Cada día la mayoría de las empresas dirigidas a mercados internacionales necesitan contar con unos datos muy confiables para poder gestionar decisiones adecuadas y realistas; el tema es que más del 40% de éstas empresas se mueve con información basada en datos inadecuados por lo que es un riesgo muy alto a la hora de visualizar el negocio presente y futuro.

Para utilizar los datos de forma estratégica, los CIOs necesitan mejorar la capacidad de recopilación, de gestión y de análisis. Los sistemas ERP facilitan la recopilación de datos en tiempo real, la ejecución de la información empresarial a través de una plataforma, y la generación de informes, utilizando soluciones analíticas robustas.

Esta información y este análisis pueden ser incorporados directamente en aplicaciones de gestión del negocio.

 

  1. El cliente primero:

Este punto tiene por lo menos, dos aristas: el servicio que recibe el cliente en cuanto a la rapidez en los procesos que debe realizar con la empresa y la repercusión que aporta el conocimiento y contacto que la empresa pueda tener con sus clientes. A ver, me explico; cuanto más sencilla, rápida y flexible sea la respuesta a las demandas del cliente; más se incrementa el valor que le aportamos. Procesos automatizados de gestión comercial, financiera y de atención al cliente; son vitales para motivar la fidelización del cliente.

Por otro lado, conocer de primera mano y con la certeza de fiabilidad de los datos de los clientes permite a las empresas una impresionante mejora en su relación que redunda en un crecimiento del rendimiento.

 

  1. Colabora y vencerás:

Desde hace varios años, las empresas han dejado de ser islas que existen de forma aislada. En el mundo global y multinacional en el que vivimos hoy, es necesario que las empresas sean capaces de trabajar de forma coordinada y colaborando entre las diferentes unidades funcionales para impulsar el crecimiento del negocio.

Contar con un sistema que unifique datos, al que se pueda acceder desde cualquier delegación y/o dispositivo, promueve la colaboratividad entre los integrantes de los equipos de trabajo, unifica criterios, suscita análisis de mayor envergadura, evita silos de información y personas que trabajan fuera del sistema.

 

  1. Para que hacerlo difícil, ¡si es posible hacerlo automatizado!:

La rapidez en la respuesta al cliente, trabajar con los datos correctos en tiempo real, optimizar el cumplimiento de la planificación, etc.;  impulsan las estrategias de crecimiento a pasos agigantados, permitiendo además un ahorro en  tiempo y dinero importante que se podrán redistribuir en acciones de valor añadido.

¡Eso es automatización! Para alcanzar niveles de competitividad adecuados y salir airosos es necesario consolidar la mayor cantidad ‘posible’ de procesos mediante la automatización de los mismos; así podemos dedicarnos a hacer crecer el negocio y no dedicar recursos a actividades superfluas que no dejarían ninguna ganancia.

Hay que subirse al carro y abrirse mercado. El mundo entero está dispuesto a escuchar lo que tu empresa puede ofrecerle; lo importante es que estés bien preparado para ello y cuentes con las herramientas necesarias.

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!