Riesgos y oportunidades en Mozambique

Compartimos hoy con los lectores del blog de Jump! un reciente informe de Deutsche Bank Research sobre Mozambique, un gran país africano con grandes retos en lo referente a su desarrollo, pero también con grandes oportunidades para las empresas españolas que se decidan a exportar allí (este año su PIB crecerá en torno al 6%) y cubran adecuadamente los riesgos:

Crecimiento robusto y grandes entradas de inversión extranjera directa.

Esperamos que el crecimiento de Mozambique continúe robusto (6% in 2016), aunque caiga por la reducción del gasto gubernamental y el impacto de El Niño, con sequías e inundaciones afectando a la producción agrícola. El desarrollo continúa en los sectores de carbón y gas, aunque se vea frenado por la caída de las Commodities y el endurecimiento de las condiciones de financiación. Esperamos que las entradas de inversión extranjera directa continúen elevadas, solo un poco por debajo de la media del 30% del PIB de los anteriores cinco años. Mozambique tiene potencial para convertirse en un destacado exportador de gas natural en pocos años.

Débiles cuentas externas.

Mozambique continúa experimentando déficits por cuenta corriente muy grandes (se espera más del 40% en 2016, 18% cuando contamos la inversión extranjera directa). Esto refleja en parte las grandes importaciones de bienes de capital para los megaproyectos en los sectores de recursos y transporte. Además, los precios del aluminio y del carbón, las principales exportaciones de Mozambique, con cuotas respectivamente del 26% y 11% en 2015, están bajos. La deuda externa se ha incrementado rápidamente en los últimos años y sobrepasará el 70% del PIB en 2016, tras incluir el exceso de USD 1 bn (el 8% del PIB) recientemente declarado al FMI. El Metical (moneda mozambiqueña) perdió un 30% frente al USD en 2015 y lleva un 15% desde principios de año, parece que va a seguir debilitándose debido al gran déficit por cuenta corriente.

Se está incrementando en gran medida la inflación desde mediados de 2015, y está en dobles dígitos desde diciembre. El Banco Central ha subido tipos 5 veces desde Octubre, hasta el 12,75% actual. Las reservas de divisas han caído 1/3 en los últimos 18 meses y cubren solo unos 3 meses de importaciones en este momento.

Deuda pública reciente y reducida confianza de los inversores.

La deuda pública que ha ido creciendo puede superar el 70% o incluso el 80% del PIB en 2016. La reciente subida ha sido debida en gran medida a la depreciación de la moneda porque cerca del 60% de la deuda pública está denominada en moneda extranjera. El déficit fiscal se espera que baje en 2016 (al 4% del PIB) como resultado de los recortes –en gasto público, salarios y subvenciones energéticas- y el incremento de ingresos de la industria del carbón. Las ayudas externas son un tercio de los ingresos del Estado. La declaración reciente al FMI de deuda desconocida previamente ha resultado en una caída de confianza de los inversores y una suspensión de fondos del FMI (afectando a la segunda parte de un préstamo de emergencia de USD 283 MM aprobado el pasado diciembre) y del Banco Mundial (ayuda directa). Ahora están negociando el gobierno y el FMI para resolver el problema y restaurar las relaciones, que es crucial dadas las grandes necesidades financieras del país y el coste creciente del endeudamiento comercial. Hace unas semanas el gobierno hizo un canje de deuda del controvertido bono EMATUM (usado para financiar seguridad naval en lugar de operaciones de pesca como inicialmente se planteó) contra bonos soberanos con vencimiento en 2023, con gran apoyo de los inversores y que relaja el servicio de su deuda.

Relativa estabilidad política.

El partido en el poder FRELIMO continúa dominando el panorama político. Elegido presidente del Estado en octubre de 2014 y presidente del FRELIMO en marzo de 2015, Felipe Nyussi, mantiene un diálogo abierto con el partido histórico de la oposición RENAMO, que ha pedido una mayor descentralización del poder político. De todos modos parece que continuarán las tensiones entre los dos partidos.

Bajo desarrollo económico y clima de negocios.

El PIB per cápita es muy bajo (USD 450 en 2015) y Mozambique está en el ranking 180 de 188 en el informe de desarrollo humano de la ONU. Los indicadores de gobernanza son también débiles y el país puntúa el 133 de 189 en el informe “Haciendo Negocios” del Banco Mundial.

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!