Start-ups y países emergentes: la oportunidad para crecer y expandirse

Frente a la inestabilidad las empresas pueden encontrar una oportunidad de negocio. Los países emergentes son un buen ejemplo de ello, convirtiéndose en nuevas zonas “de oro” donde poder crecer, expandirse e internacionalizarse. De hecho, son muchas las empresas y los emprendedores españoles que han apostado por estos países, que han acabado siendo clave en su consolidación empresarial.

Así, los países emergentes se presentan como una buena oportunidad de negocio. En primer lugar, por su nivel de desarrollo, estas zonas pueden tener carencias en muchos de los bienes y servicios que nuestras empresas ofrecen. Eso sí, antes de lanzarse a estos mercados, es vital realizar una reflexión estratégica, y en su caso, elaborar un estudio de mercado, en los cuales es necesario tener presente la perspectiva institucional de la nación de destino, ya que algunos países que habían sido atractivos en algún momento dejaron de serlo cuando los cambios políticos derivaron en un entorno de inseguridad en ámbitos monetarios, fiscales o legales. Estos tres aspectos son los principales riesgos de las startups en este sentido y, por supuesto, hay que tenerlos en cuenta de cara a la viabilidad del proyecto.

Además de la estabilidad institucional, el desarrollo del mercado interno y la expansión de las clases medias, son indicadores básicos para identificar los mercados emergentes más prometedores. Sin ir más lejos, según un informe publicado hace pocos meses por Crédito y Caución, India, Costa de Marfil, Kenia, Indonesia, Perú, Bulgaria y Chile son, por orden, los siete países emergentes con mayor proyección. Estos son destinos empresarialmente atractivos. Chile es un buen vehículo para la penetración en Latinoamérica, mientras que Indonesia, con sus 215 millones de habitantes, es un país clave en Asean -la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático-.

Para muchas de las startups, conseguir una masa crítica suficiente con la mayor velocidad posible es esencial para alcanzar una posición significativa en sus mercados. La expansión internacional en países emergentes, muchos de ellos con una gran potencialidad para sus productos, puede ser clave para conseguir sus objetivos.  Plantear sus operaciones a través de profesionales expertos, con conexiones locales, es esencial para dotarse de la necesaria seguridad jurídica en sus actividades.

 

¿Quieres expandir tu empresa a otros mercados?

Exporta con JUMP!